Los docentes prometen una marcha “histórica”


Delegaciones de todo el país confluirán hoy en plaza de Mayo para reclamar al Gobierno nacional la apertura de paritarias federales “Es un momento de lucha contra el ajuste”, alertó la titular de Ctera, Sonia Alesso. El ministro Bullrich insiste en que cada provincia debe negociar los salarios

Hace 5 Hs 8 1
1
HACIA BUENOS AIRES. Las calles del centro porteño comenzaron a recibir anoche a delegaciones docentes de todo el país. dyn
BUENOS AIRES.- “Punto de inflexión”, “histórico”, “todos juntos”. Desde ayer se ha venido escuchando a los referentes de gremios docentes coincidir en la calificación de la “Marcha Federal Educativa” como un hito en la historia de los reclamos salariales. Desde temprano se espera que la plaza de Mayo se llene de pancartas y de educadores decididos a hacer escuchar su reclamos al Gobierno nacional de abrir paritarias federales. 

Ayer, la titular de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), Sonia Alesso, manifestó que la marcha será “histórica como la Carpa Blanca” que los maestros instalaron entre 1997 y 1999 en la plaza de los Dos Congresos en defensa de la educación pública.

La sindicalista realizó estas declaraciones en un acto en la Casa del Maestro de Santa Fe, donde miles de docentes recibieron la Marcha Federal Educativa proveniente del NEA y para continuar camino hacia Buenos Aires. También desde ayer han salido delegaciones de Tucumán y el resto de las provincias del NOA. 

“Es un momento de lucha contra el ajuste. La plaza de Mayo será claramente una señal de que todos los docentes les decimos al gobierno que queremos paritarias, salarios dignos, defendemos a nuestros pibes, defendemos la educación pública y la universidad pública”, dijo.

Alesso vaticinó que si después de la Marcha Federal, el gobierno nacional no convoca a la paritaria, “va a haber congreso de Ctera y asambleas provinciales de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) y se discutirán los pasos a seguir”, aseveró. 

Mientras esto sucedía en Santa Fe, en Buenos Aires el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, advertía que “sin paros” se iba a retomar el diálogo de inmediato. Lo dijo antes de presentar, junto con el presidente, Mauricio Macri, los datos de la prueba “Aprender”, que reflejaron importantes deficiencias en las competencias de los alumnos. 

Mientras los funcionarios estaba en la Quinta de Olivos, integrantes de diferentes gremios docentes (UTE, Conadu, Feduba, Sadop, entre otros) realizaron una “clase abierta” frente a la sede del Ministerio de Educación para difundir sus reclamos salarios y de mayor presupuesto educativo.

Bullrich advirtió que el diálogo “tiene que ser muy amplio y abierto, que tienen que ser tolerante y no puede ser intransigente, y tiene que estar basado en la verdad porque cuando se dice que no hay un salario docente mínimo fijado no es verdad, porque hoy es de $ 9.672, un 72% más que en el momento que asumió Macri la presidencia”.

Además, aseguró que se triplicaron los fondos que la Nación invierte en salarios docentes y aclaró que el Gobierno nacional “no tiene protagonismo en la negociación” con los gremios, ya que, en esas tratativas, “cada provincia paga lo que puede pagar”. 

El acto central que cerrará la movilización está previsto para hoy a las 15, con discursos a cargo de la mencionada Alesso, por la Ctera; Sergio Romero, de la Unión Docentes Argentinos (UDA); Mario Almirón, del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop); Fabián Felman, de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA); y Héctor Pedro Cova, de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), las cinco confederaciones nacionales de docentes convocantes de la marcha. (Télam-DyN-Especial)
“Es un punto de inflexión para el sector”

“Estuvimos en contacto con los funcionarios (provinciales) para explicarles la importancia de que acompañen este reclamo”, expresó David Toledo, titular del gremio de docentes primarios Atep, y expresó su entusiasmo por las declaraciones del ministro de Educación provincial, Juan Pablo Lichtmajer, que confirmó que no se descontarán los días de paro a los maestros que se plegaron a la medida de fuerza. 

Según Toledo, el acatamiento fue casi del 100% en las escuelas. Hoy participará de la marcha federal junto a un contingente de 50 docentes que viajaron desde Tucumán. “Ojalá este sea un punto de inflexión para que el Gobierno cumpla con la ley”, mencionó el gremialista. En Tucumán los docentes iniciaron las clases el 8 de marzo, luego de arreglar un aumento del 23% (en dos partes) para este año.
Hubo adhesión parcial 
en los privados
Hubo adhesión parcial en los privados

Según el gremio de docentes de colegios privados, Sadop, ayer el acatamiento en Tucumán fue del 50%. 

“Hay colegios que estuvieron trabajando con parte del personal. En el caso de los de Yerba Buena están abiertos porque siempre están los dueños, pero hay personal que se adhirió a la medida”, explicó Liliana Rojas, secretaria del sindicato, quien pidió mayor solidaridad de los propietarios y de los padres de los alumnos. “Creo que no están informados de la gravedad de la situación”, argumentó. 

Rojas Comparó lo que pasa hoy con lo que sucedía en 1988, cuando se realizó una “marcha blanca” para solicitar que se igualaran las remuneraciones de los docentes de todo el país. “Hoy esa historia se está repitiendo”, dijo la dirigente de Sadop.
Manzur pide un “esfuerzo” al PEN

El gobernador, Juan Manzur, se esperanzó ayer en que el conflicto docente en la Nación se resuelva próximamente. 

“Se trata de un paro nacional por algunos conflictos que hay en otras provincias. Los gremios nacionales con representación en este distrito adhieren a la medida. Ojalá que se hagan todos los esfuerzos desde el Gobierno nacional para que se pueda resolver esta situación”, opinó el titular del Poder Ejecutivo al ser consultado por LA GACETA. Manzur participó ayer del lanzamiento del programa de forestación provincial y en ese contexto brindó una conferencia de prensa. 

La medida de fuerza se concreta entre ayer y hoy, pese a que el acuerdo con los docentes provinciales se firmó a principios de marzo en la Casa de Gobierno. 

El Frente Gremial Docente (integrado por Apem, ATEP y AMET) firmó un incremento del 23% anual, que se hará efectivo en dos partes: la primera del 12% en marzo y la segunda, del 11%, en septiembre.

ATEP y APEM están adheridos a la huelga que convocó en el ámbito nacional la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera).
“Hay que convocar a paritarias”

“Consideramos -y lo hemos demostrado en Tucumán- que la confrontación no es el camino. La provincia está en paz, en orden y nos afecta este paro nacional de docentes”, consideró ayer el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer

Expresó que espera que el Gobierno nacional encuentre una solución para el conflicto para que las “provincias ordenadas” puedan seguir adelante con el ciclo lectivo sin sobresaltos. 

“El gobernador, Juan Manzur, fue claro: nuestro objetivo fundamental es que los chicos estén en la escuela. Todo lo que haga que los chicos no estén en la escuela, nos afecta. En educación, cada día cuenta”, consignó. Insistió en la postura que fijó a principios de año el Poder Ejecutivo local: “hay que convocar a la paritaria nacional docente. Lo manifesté también como ministro en el Consejo Federal de Educación”.

Se mostró preocupado porque no se “vislumbra una salida” a la confrontación con las centrales de trabajadores de la educación. “Hacemos votos para que todas las partes lleguen a una solución. Tucumán es una provincia previsible y se ve afectada por un conflicto nacional”, lamentó.
Universitarios reclaman por incumplimientos

Ariel Osatinsky, titular de Adiunt (docentes de la UNT), recordó que todavía hay “incumplimientos importantes” respecto de las paritarias del año pasado. Dio como ejemplo la cláusula de revisión que hablaba de ajustar los salarios si la inflación superaba el 40%. “No hubo fondos extras”, aseguró Osatinsky (según datos del Indec, la inflación anual alcanzó ese porcentaje). 

Destacó, además, que no se han conformado hasta hoy las comisiones destinadas a analizar la renta para los trabajadores ad honorem; el adicional por dedicación exclusiva y lo vinculado con capacitaciones gratuitas para el sector. “Eso figura en el acta acuerdo que se firmó en mayo del año pasado a nivel nacional”, detalló. 

En cuanto al plano local, Osatinsky explicó que la UNT ha suspendido la última reunión paritaria. “Hay quejas por la discrecionalidad con la que se están designando docentes en las escuelas universitarias. No se respeta el ingreso por concurso”, manifestó. Destacó, además, que hay casos de docentes “que ingresaron por concursos a las carreras universitarias y que al cabo de los cinco años se convierten en interinos”. El gremialista dijo que esto atenta contra la estabilidad. “Hay denuncias de docentes a quienes no les mantienen su situación de regular por la demora en las evaluaciones”, agregó. 

El sector universitario reclama al Gobierno nacional una propuesta que supere la última, que fue otorgar como incremento el índice de inflación del Indec, más un 2% extra en diciembre.
“Es peligroso y doloroso”, sostuvo Michetti
BUENOS AIRES.- La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, consideró que “un paro en la educación es peligroso y doloroso”, al referirse a la huelga nacional docente que afecta desde ayer el dictado de clases en escuelas de todo el país, en reclamo de una paritaria federal.

“El paro es una herramienta muy delicada, a la que deberíamos acudir cuando no hay diálogo. Pero cuando estás dialogando, y están los primeros resultados, ahí la herramienta del paro no es razonable”, señaló Michetti.

La vicepresidenta también evaluó que “en otros gobiernos se echó mano de esa herramienta más tarde”. Según la funcionaria nacional, “ahí está la política partidaria, el clima preelectoral, y es peligroso”. “La clase media es la que rema más fuerte y ese esfuerzo hay que cuidarlo, por eso el paro es una herramienta extrema. Y además es un paro en la educación es peligroso y doloroso”, opinó. 

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, insistió en que no hay motivos para convocar a paritarias federales. “La ley de educación no dice que las paritarias las tiene que discutir el Gobierno nacional. Es mentira. Le da obligaciones al Gobierno nacional que tiene que ver con el mínimo, las condiciones laborales, el calendario docente”, afirmó el funcionario.

“Heredamos un salario mínimo de $ 5.600, en estos difíciles meses de gestión lo llevamos a $ 9.700. Esto es una realidad. Encontramos el Fondo de Incentivo Docente y lo triplicamos por tres”, planteó. (Télam)

Comentarios

Entradas populares de este blog

POSIBLES ITINERARIOS LECTORES - Obligatorio PIIE

Impulsan el ingreso de automóviles eléctricos: mirá los autos que se vienen y cuanto cuesta la carga